jueves, 25 de noviembre de 2010

Caminos

La vida es un camino.Una nace y comienza a andar, cada día es una etapa que tenemos que superar. A veces caminamos tan afanados en llegar a la meta que no nos paramos a mirar alrededor. ¿ Cuántas veces has parado en tu camino para respirar el aire fresco ? ¿ Cuántas veces te has parado a mirar esas pequeñas criaturas que pueblan el paisaje? ¿ Algunas vez te has parado a pensar en el resto de personas que caminan a tu lado? ¿ Sabes si son felices?



Caminamos como si nos fuese la vida en ello, preocupados por llegar no se sabe donde, sin pensar que el camino lo hacemos al andar, que hay que ir descubriéndolo poco a poco, disfrutarlo... y no nos damos cuenta de que la felicidad no es una meta, sino un estilo de vida. ¿ A dónde queremos llegar?



De repente no puedes más, las piernas ya no te responden y fatigado te paras y miras atrás. Acabas de darte cuenta de que no sabes por dónde has venido, no sabes a dónde vas y como nunca te has parado a mirar el camino ni siquiera sabes que te vas a encontrar.



Y ahora ¿ qué camino cojo?





2 comentarios:

Patricia dijo...

El que te diga el Señor, ni más ni menos. Parece facil la mi respuesta, ¿verdad?, pero sé que es difícil.

Angelo dijo...

"Cuando estaba esperando, llegaste Señor. ¡Te necesitaba en mi corazón!"
Feliz y Santa Noche de Navidad. Un abrazo